La pintura sonora

3 Replies

DE VIAJE RELATOS
Guernica

Esta bien, lo se, lo reconozco bajo todos los cielos, no soy de las personas mas estables e equilibradas. Las sensaciones se apoderan de mí rápidamente. Soy sensible a todo estimulo, lo cargo conmigo, lo llevo, lo arrastro, le golpeo el rostro, discutimos, nos amigamos y a veces lo voy dejando atrás.
No es mi culpa, soy responsable pero no culpable, no lo decido yo. Si yo tuviese el poder de decidir sobre lo que siento seria todo más fácil y un poco más aburrido, y no solo corre para mi, esto ya nos incumbe a todos, no soy esencialmente especial en este aspecto.
Y a pesar de cargar con este hermoso lastre vivimos bien, buscamos ser felices, tratamos de apartar toda esta bataola de sensaciones que nos molestan a veces y afrontamos el día a día. Pero hay pequeñas secuencias que destapan la olla.
Hoy les voy a contar una especial, nunca me había pasado con este tipo de estimulo. Tuve la suerte de poder entrar al museo Reina Sofía, los lunes de 7 a 9 PM la entrada es libre y se puede observar entre otras obras el Guernica de Picasso.
Nunca viví algo así, nunca me paso nada similar con una pintura. Al primer vistazo quede impresionado, era gigante, oscuro, desgarrador, estaba ahí, estaba latiendo todavía, punzante e hiriente.
Me empezó a temblar el cuerpo, me emocioné, me quedé con los pies estancados pero cimbreantes, vino hacia mí inmediatamente, quede pequeño, atrapado.
No se con exactitud porque sucedió todo esto, si fue su imponente tamaño inesperado o toda la atrocidad representada. Quizás yo venia alterado de días tan intensos, o mi inconciente no estaba listo para recibir semejante distracción sin ningún aviso previo. Fue la primera pintura que me emociono como lo puede hacer la música. Estaba sonando fuerte, muy fuerte. Más decibeles que los tolerados.
En fin, no se que habrá sido, pero encontró el pliegue del alma para inmiscuirse en lo mas espeso de nuestras emociones que lindan nuestro cuerpo y dan descargas cuando del exterior son llamadas. Nunca sabes cuando pueden suceder, generalmente no avisan, son sorpresivas, no las detengas por nada del mundo, pueden pasar en cualquier momento, en cualquier lugar, de cualquier manera, incluso frente a una pintura sonora, incluso un Lunes por la tarde.
Cartel luminoso Reina Sofia

3 comments

  1. humberto

    Hermoso relato de tu vivencia frente a un icono de la pintura y su desgarrador mensaje, y en el escrito, tal vez a tu pesar, das muestra de tus sentimientos más profundos y tu hermosa sensibilidad

  2. ANA MARIA

    Muy lindo tu relato…..lo que contas, me suena familiar……entré y me impacto su mirada, penetro hasta el fondo de mi alma….
    …..era el rostro se un niño con sus ojos almendrados…..una pintura de Berni…..quede impresionada, inmóvil.
    No todos pueden sentir de esa manera…..Me alegro por vos. Es maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>